Últimas Noticias
  • No items

La Superliga: ¿un fiasco o un verdadero cambio?

AFA

Hace rato que los aires de renovación merodean Viamonte pero del dicho al hecho hay mucho trecho. Es sabido que se necesita una variante urgente en el fútbol argentino, que lo posicione donde alguna vez supo estar y frene esta decadencia que arrancó hace algunos años. La Superliga es la que Nicolás Russo quiere que logre eso, pero la mayoría no.

BUENOS AIRES – Que el Boca – River no llame la atención por su trama futbolística, sino por su contexto, que Independiente y Racing hace décadas no sean protagonistas de la Copa Libertadores ni luchen en el torneo local, que San Lorenzo este peleando en Promoción por no descender, que el Millonario haya perdido la categoría por primera vez en su historia, que la Selección argentina no sabe de gloria desde México 1986, que a nivel continental sólo sabe de frustraciones la Albiceleste. Que Riquelme sea el último “10” clásico (con 33 años), que ningún jugador de los miles argentinos que abundan por el mundo responda con la camiseta en torneos internacionales, que ningún club grande (mucho menos los chicos) sean capaz de retener a sus futuros crack y los vendan sin tener ni si quiera año y medio en la Primera de la institución y en otros casos ni si quiera llegan a la mencionada categoría ante la necesidad de dinero son, nada más, algunas pruebas del evidente deterioro del fútbol local. Muchos culpabilizan a este difamado: torneo corto.

Por todo eso es que el presidente de Lanús y encargado del Departamento de Campeonatos de la AFA, Nicolás Russo, en su afán por comenzar a materializar un cambio, presentó en carpeta su propuesta de torneo ante el Comité Ejecutivo de la AFA, anoche en la sede de Viamonte, el cual se llama “Superliga”, que se asemeja al formato del Rugby de Buenos Aires. ¿En qué consiste? Es simple de explicar, pero complejo de entender. El nuevo modelo plantea un torneo dividido en dos fases, en el primer semestre se jugará un campeonato llamado “Clasificatorio”, con partidos de ida nada más, en el que jugarán 20 equipos. Los 10 mejores clasificados jugarán la famosa “Superliga”, donde se disputará un torneo con encuentros de ida y vuelta donde nacerá el campeón. Además, los cinco primeros se clasificaran a la Copa Libertadores y los restantes a la Sudamericana.

Los últimos 10 equipos de la Primera División pasarían a disputar la “Reclasificación”, con sólo partidos de ida donde enfrentarán a los mejores 10 clasificados de la B Nacional en la que se determinaría los descensos y ascensos para la otra temporada. Los últimos 10 clasificados de la B Nacional, más cinco equipos del torneo Argentino A y otros cinco de la B Metropolitana, jugarán un torneo corto, de una rueda, para definir ascensos y descensos entre esas tres categorías. Todo esto en seis meses, aunque parezca insólito. Esta maqueta recibió más críticas de desaprobación que de aceptación, o sea, no tiene un futuro muy próspero aunque tengan 15 días para estudiarlo.  “Estoy en contra, no me gustan estos cambios. A nuestro equipo le costó mucho ascender y este sistema lo considero injusto”, dijo Carlos Eguiazú, el presi de Atlético de Rafaela. Siguió sin convencerse Daniel Guerra, el vicepresidente de Argentinos Jrs.: “Sería una catástrofe para las instituciones chicas”, expresó.

Quien, obviamente, defendió su creación fue Russo, que afirmó: “Desdramatiza el tema de los descensos y se optimizarían los ingresos”. Aclaró que “las probabilidades de quedarte en primera son muchas y si te toca bajar a los seis meses volvés. Jugar con los diez de abajo no es lo mismo que jugar una promoción mano a mano. Al haber muchos descensos y ascensos, será algo habitual”, explicó. Miembros del Departamento avisaron que “hay que analizar. Puede ser bueno o malo, y puede haber otros proyectos. No hay ningún apuro, tiene que haber consenso generalizado”, detallaron. Los que prefirieron no opinar sin antes leer la carpeta fueron Javier Cantero, titular de Independiente y Miguel Calello, de Vélez.  Grondona tiene otros dos proyectos bajo la manga: uno viene directamente desde la presidencia de AFA que no elimina los promedios. El otro es respaldado por un club grande, elimina los promedios, y pide la vuelta de los torneos largos. ¿Cuándo se decide? Se especula que podrían darse tiempo hasta la temporada 2013/2014, claro sí es que sobrevivimos al 2012.

Twitter: @juarezriquelme

 

 

Dejá tu comentario

About The Author

Related posts