Últimas Noticias
  • No items

Boca Rio Uruguay Seguros: “Un finalista hecho en casa”

Llegar a una final de liga no fue para Boca Rio Uruguay Seguros una casualidad ni una sorpresa, como si lo es tal vez para el resto del ambiente del voleibol y para aquellos que desconocen el trabajo realizado en el club durante muchos años.

Se sabe que Boca es un club netamente “futbolero”, no hay equivalencias mediáticas entre Falcioni y Gigante, como tampoco entre Riquelme y Uriarte.

Este argumento se torna fundamental para comenzar a entender que el esfuerzo de la gente que trabaja en el voleibol se tendrá que ver multiplicado varias veces para lograr conseguir los objetivos planteados.

Desde hace muchos años a esta parte, si bien el camino no a resultado sencillo, el voleibol se ha manejado de la misma manera que se maneja el club, con orden, trabajo, sacrificio y apostando siempre al capital que produce el trabajo realizado en divisiones inferiores.

Remontándonos a la década del 90, recordamos aquella increíble final entre Boca y Peñarol, donde uno de los integrantes del plantel, era Marcelo Gigante, quien luego fue entrenador en inferiores, para transformarse en el actual DT del equipo desde el año 2003.

Pero la apuesta del club no se condiciona a mantener al director técnico durante tantos años sino que se extiende a todo su cuerpo técnico, cuerpo médico y staff administrativo donde absolutamente todos son empleados estables del club, que únicamente contrata un manager (Enrique Valle de 2005 a 2008 y Eduardo Rodriguez desde 2009 a la actualidad).

Una vez consumado el ascenso a la máxima categoría allá por el 2004, el camino fue largo, hubo aciertos y también errores, la liga era algo nuevo para todos, comenzando por Marcelo Gigante, quien hacia sus primeras armas como entrenador en la elite del voleibol.

Si recordamos aquel equipo de la liga 2005/2006 y lo comparamos con el actual, quedará evidenciado el trabajo realizado durante estos años… En aquella época la base titular era (Sebastián Fernandez, Diego Escobar, Nicolás Lopez, Gustavo Gonzalez, Sergio Gaitan, Damian Bombelli y Sebastián Garrocq), como se podrá notar, ninguno de ellos era surgido de divisiones inferiores, había algunos valores que explotarían mas tarde, como Leandro Concina y Facundo Santucci quien para ganar experiencia era cedido a préstamo a Social Monteros de Tucumán.

Al año siguiente, en la temporada 2006/2007 ya se comenzaba a vislumbrar la seriedad del proyecto Xeneize y eso hacía que jugadores de renombre como Cristian Lares y Hernan Ferraro por citar algunos o jóvenes promesas de aquel entonces como Federico Pereyra y Marcos Dominguez se sumaran un equipo que contaba con un gran aval dirigencial que cumplía con sus obligaciones sin hipotecar los intereses del club, con todo lo que ello representaba en una época donde era común escuchar respecto a promesas incumplidas.

En esa liga y la posterior, el trabajo de divisiones inferiores comenzaba a dar sus frutos y aparecían nombres como los de Santucci, Bruno y Armesto, quienes hoy son la columna vertebral del equipo.

En el cuerpo técnico variaban algunos nombres, pero siempre manejándose con la costumbre de incluir gente del riñón del club, conocedores del manejo y de las formas de trabajo.

Tras un año de transición, donde Boca le cedió la plaza a Mendoza Vóley y sus jugadores fueron rápidamente contratados por otras franquicias, llegó Eduardo Rodriguez como manager y varias empresas se acercaron también creyendo en la seriedad del proyecto.

Volviendo a la base del equipo titular que volvió a disputar la A1 y comparándola con la formación actual, que cuenta con Uriarte, Dominguez, Armesto, Gauna, Bruno, Arrua y Santucci encontramos que cuatro, de los habituales siete titulares son jugadores surgidos de las divisiones inferiores, con el aliciente de que tres de ellos, tienen presente de selección nacional.

El camino no fue fácil para ellos, pero el esfuerzo tanto de jugadores, cuerpo técnico y de la Institución en general hoy da sus resultados.

Facundo Santucci debió ser cedido a préstamo s Social Monteros de Tucumán y a Misiones Vóley luego para ganar experiencia.

Nicolás Bruno, uno de los jugadores mas técnicos del país, vio como traían jugadores permanentemente en su puesto y nunca bajó los brazos.

Armesto y Gauna llegaron al club en etapa de juveniles ambos con grandes condiciones y un potencial enorme por explotar, Boca les brindó todo y ellos se brindaron trabajando y aprendiendo día a día para tener este presente.

La temporada pasada se sumó el central Rodrigo Palumbo a divisiones inferiores y este año lo hicieron el punta Lucas Araujo y el armador Mariano Riganti; Hoy los tres ya cuentan con un año de experiencia en liga junto a Luciano Zornetta (surgido de la cantera Xeneize) quien esta temporada fue cedido a préstamo a Gigantes del Sur y son una fuerte apuesta a futuro así como lo fueron los Santucci o los Bruno en su momento.

Si a todo esto le sumamos la Copa ACLAV conseguida el año pasado, la enorme cantidad de éxitos obtenidos a nivel Metropolitano donde Boca es protagonista estelar desde hace varios años, la gran cantidad de chicos que siguen surgiendo en Divisiones Inferiores y son permanentemente convocados por las distintas selecciones juveniles y lo que hace un tiempo fue un rumor, que luego se transformó en novedad y hoy goza con el consenso general respecto a una forma y una seriedad en el trabajo, podemos entender porque el equipo Xeneize es finalista.

Boca Rio Uruguay Seguros está en la final de la Liga Argentina de Voleibol…. Y no es casualidad.

Fuente: Prensa Vóley Boca Juniors

Dejá tu comentario

About The Author

Related posts