Últimas Noticias
  • No items

Un insípido Boca desperdició dos puntos ante Banfield

Clausura 2012: Banfield 1 – 1 Boca Jrs.

En un encuentro muy flojo, por ambas partes, Boca y Banfield aburrieron en el sur de Buenos Aires e igualaron a 1. Alayes, en off side, adelantó al Taladro en el marcador pero el Xeneize igualó gracias al gol en contra de Ladino. Los de Acevedo jugaron con uno menos desde los 4’ de la etapa inicial. Boca nunca encontró la manera de ganar.

BUENOS AIRES – Si bien es cierto que Banfield hace cinco partidos que el único resultado que conoce es el de la derrota, que sólo ganó dos compromisos y marcha último en la tabla del Clausura, no era para confiarse ante el Taladro y había que noquear a un oponente que venía agonizando. Los de Falcioni jugaron más pensando en el encuentro ante la U. de Chile que en el mismo que se presentaba. Un Boca extremadamente confiado y tranquiló sobró al rival desde el arranque como sabiendo que era inexorable que cayeran los goles, el detalle fue que iban 0-0. La visita tuvo piedad de un local que careció siempre de ideas claras y precisas a la hora de atacar y que, sencillamente, no jugó a nada.

El conjunto de Acevedo comenzaba sufriendo el partido ya que a los 4’, de la etapa inicial, Pepe le fue fuerte a Ledesma y Pezzotta no dudó en su expulsión. La apertura del marcador vino a los 2’ del segundo tiempo cuando Agustín Alayes batió de cabeza a Sosa tras un tiro libre. ¿El problema? Es que el ex Estudiantes de L.P estaba en claro fuera de juego. Pero sólo pasaron 3’ para que un centro de Cvitanich desde la derecha fuera interceptado por la cabeza de Ladino y venciera a su propio arquero, gol en contra y la historia estaba 1 a 1. Silva no ganó un balón, no fue el pivote que quiere Falcioni. Cvitanich pesó la nada misma en delantera. A Ledesma le pasó la cuenta el ritmo futbolístico. Lo más claro en Boca fue cuando intentaron jugar Erviti, Riquelme y Roncaglia. Mouche en su ingreso intentó cambiar la cara.

¿Lo mejor? La seguridad del fondo entre Schiavi e Insaurralde. Y la ganas de atacar de Roncaglia y los intentos de Riquelme cuando se juntaba con Erviti. ¿Lo peor? Silva, Cvitanich y la pasividad de ciertos jugadores para buscar el partido (como si ya fuéramos campeones). Los de Falcioni llegaron a 33 puntos, uno más que su más cercano perseguidor, Arsenal de Sarandí, que visita la Bombonera el próximo domingo por la 18ª fecha del Clausura en lo que, seguro, será una verdadera final, como si no faltaran. La suerte que tiene el equipo es que enfrenta en la jornada siguiente a su acechador en lo que puede liquidar, prácticamente, el bicampeonato. Claro, si es que gana.

Twitter: @juarezriquelme

Dejá tu comentario

About The Author

Related posts