Últimas Noticias
  • No items

El psicópata de La Boca

Santiago Martín Silva

No vamos a negar que por sus gesticulaciones desquiciadas Santiago Silva es todo un personaje pero tampoco podemos ocultar que le ha costado su adaptación en el complejo mundo Boca. Pero anoche tuvo su mejor partido desde que arribó a la Ribera abriendo el marcador y creándose situaciones de gol.

BUENOS AIRES – Por sus exóticos festejos en su juventud a Palermo lo apodaron el Loco. Pero la cordura está muy lejos de instalarse en la Ribera. Por todas sus caras en las protestas  ante “injustas” amonestaciones en contra suyas, cuando erra goles y festejos desquiciados como el de anoche, o ante Fluminense en Brasil, no le quedaría mal el apodo del Piscópata a Santiago Martín Silva Oliveira. “¡Mirálo como se pone el Pelado!”, dijo un relator ayer, cuando el árbitro le marcó una falta de él a favor de los chilenos. El festejo en su gol de Río de Janeiro ante el Flu en el último minuto más allá de lo furioso que fue, tuvo cierto grado de gracia (cabeceo el banderín del córner). “Así son los goleadores. No la tocan nunca pero cuando la tocan te mandan a guardar”, afirmó otro relator, y cumplió el uruguayo aquella vez en el Joao Havelange. “Ahí estaba, todos lo daban por muerto y resurgió sobre el final para poner el 2-1”, sentenció otro periodista en el epílogo ante Unión Española en la Bombonera.

No se puede negar, el ex Vélez a estas alturas es todo un personaje por sus expresiones emocionales. Anoche fue el nueve clásico de área y pivote que siempre ha buscado Falcioni quien siempre creyó en él. Aguantó las marcas cuando estaba solo, se aventuraba cuando no lo acompañaba nadie, pivoteó para descargar con Riquelme o Mouche, se creó sus situaciones de gol y cuando lo dejaron darse vuelta, logró la apertura del marcador. Sin duda su mejor presentación desde que se colocó la camiseta Xeneize. Silva admitió hoy que en “Boca se respira clima de Copa siempre. Y la verdad que estar donde estamos es muy importante. La ilusión es grande”, confesó. El delantero que quedó en la historia de Banfield por lograr el primer título profesional con el Taladro reconoció que está “contento, lo importante es el triunfo, pero hasta acá no hemos ganado nada y tenemos que seguir así”, deseó.

El charrúa sabe que su actuación fue clave para la buena ventaja con la que Boca viajará a Chile: “Es un premio a la constancia. Me ha tocado convertir goles importantes y estoy agradecido al respaldo del cuerpo técnico y los jugadores”, aseveró. En esta edición de Copa Libertadores en las series de ida y vuelta el delantero viene dulce le marcó a Unión Española en la Bombonera el 2-1, a Fluminense en Brasil el 1 a 1 y anoche a U. de Chile el 1-0 parcial. Así no necesita Boca gladiador, fuerte, inquietante, movedizo, y claro, ¡goleador! Es obvio que los resultados mandan y menos mal que comienza a pagar con creces el dinero y la confianza depositada en él. Todo parece indicar que estaría desde el arranque frente a Arsenal el domingo en la Bombonera, en otra final más que enfrentarán los de Falcioni. “Queremos estar todos, y eso es un problema para el entrenador. Pero lo importante es que justamente queremos estar, cuando no querramos va a ser un problema. Estamos todos metidos y eso es lo importante”, señaló el Pelado respecto al choque ante el conjunto de Alfaro.

Twitter: @juarezriquelme

Dejá tu comentario

About The Author

Related posts