Últimas Noticias
  • No items

Arsenal bajó a Boca de la cima y es líder junto a Tigre del Clausura

Clausura 2012: Boca Jrs. 0 – 3 Arsenal

Un Boca totalmente desconocido y deslucido, respecto al que ganó el jueves, fue goleado en la Bombonera por Arsenal con goles de Zelaya y  dos Leguizamón para el 0-3 inapelable. Ahora el título depende de lo que hagan en la última fecha Tigre y los del Viaducto. Mientras el Xeneize espera un milagro.

BUENOS AIRES – Tal vez, mañana cuando amanezca y todos titulares de diarios, televisión y la gente comente de esta catastrófica derrota de Boca, recién ahí, nos daremos cuenta que lo vivido esta noche en la Bombonera no fue una pesadilla sino una mera realidad, cruda realidad. En tres días este equipo pasó de la ilusión a la resignación. De la ilusión de obtener la Triple Corona a la resignación porque ya el Clausura no depende de nuestra capacidad sino por resultados ajenos. Es obvio, este no fue el mismo equipo que le ganó de muy buena manera el jueves ante U. de Chile. Justo en el momento en que comienza las definiciones, apareció el cansancio. Varios jugadores agotados, lentos en la decisión en situaciones de juego, nublados de ideas pasaron la cuenta ante un Arsenal ambicioso que no le perdonó la vida a un frágil conjunto de Falcioni.

JC no quería regalar nada, no aceptaba tropezones. Por ello iba ante Arsenal con lo mejor que tenía disponible obviando la revancha ante los chilenos el jueves. Pero Falcioni nunca pensó que sus elegidos estaban desvanecidos físicamente y exhaustos mentalmente. A Roncaglia siempre lo superaron por su banda, es más, por la derecha cayeron los tres goles. Somoza no fue capaz de cortar cada ataque por el medio de la visita. Extrañamente Schiavi estuvo nervioso. Riquelme no apareció nunca, está claro, sino piensa él, nadie lo hará. Insaurralde se lesionó y es probable que no esté en la revancha por la Libertadores. Chávez, Cvitanich y Blandi no aparecieron nunca en ofensiva ¡Nunca! Sánchez Miño fue lo más nítido es un equipo opaco en todo sentido: físico, mental y futbolístico. A Boca le llegó la cuenta de lo realizado el jueves por la Copa y lo hecho los últimos dos meses. Precisamente ahora y ante un Arsenal endemoniado y sin piedad que no por nada es uno de los dos punteros del campeonato. ¿Los goles de los de Alfaro? Al minuto Zelaya y a los 37’ y 56’ Leguizamón.

Sin duda, alguien nos cambió a ese equipo con experiencia, temple, de mística y sangre ganadora. De la Libertadores. Fue otro equipo. Boca tiene cuatro días para reiniciarse y reinventarse. En el horizonte se ve a U. de Chile quien también llegará a la revancha golpeado tras perder ante su Clásico rival, Colo-Colo la semifinal de ida del Apertura chileno. Ambos arriban consternados por los cachetazos que recibieron por sus respectivos torneos. Eso sí, Boca tiene la ventaja de haber ganado el primer round. A descansar como nunca y a recuperarse que habrá otra final, la que en un principio era el máximo objetivo dirigencial y deportivo. A lavarse la cara y levantarla que nada se ha perdido hasta que los números digan lo contrario. En la última Tigre recibe a Independiente, Arsenal a Belgrano y Boca va a Floresta ante el revolucionario All Boys. Por ahí dicen, la esperanza es lo último que se pierde. Se caen los aviones… ¿Por qué no se caerían Tigre y Arsenal?

Twitter: @juarezriquelme

Dejá tu comentario

About The Author

Related posts