Últimas Noticias
  • No items

La mejor versión de Boca conservó el liderato condenando a Independiente

Inicial 2012: Boca Jrs. 2 – 1 Independiente

En la mejor presentación de Boca en el Inicial, el equipo de Falcioni se quedó con el Clásico ante Independiente 2 a 1 con goles de Silva y Sánchez Miño. El Rojo, de muy buen primer tiempo, se había adelantado en el marcador con el tanto de Caruzzo en contra. Otro aire de respiró en La Boca.

BUENOS AIRES. No había dudas. Las críticas recibidas y el mal juego expuesto hasta sexta fecha del Inicial por parte de su equipo, obligó moralmente a Falcioni cambiar rápidamente de esquema y probar lo que parecía, por lo menos ayer, un éxito asegurado. Y su oncena le dio la razón a todo el mundo, exponiendo la mejor participación de Boca en lo que va del segundo semestre del 2012. No hay discusión. Es otro Boca, más dinámico, ofensivo, preciso y más atractivo visualmente. Hubo un antes y un después del Clásico ante el complicado (por su promedio, no por el nivel de juego) team del Tolo Gallego que se fue de la Bombonera más condenado que nunca al descenso. Eso sí, fue un partido digno del apelativo “Clásico” como los últimos tres (el 4-5, el 3 a 3 y el 0-0) goles, polémicas, buen fútbol y emociones por parte de ambos. Probablemente haya sido el mejor partido, hasta hoy, del año.

Boca comenzó a todo tren el encuentro, Viatri habilitó a Sánchez Miño y el pibe no dudo en levantársela a Hilario pero en la línea Morel evitó el gol. Luego otra habilitación extraordinaria de Lucas para que Sánchez Miño marcara pero Hilario estuvo notable. En menos de 5’, el local estaba intratable. Pero Independiente se calmó. Y empezó a tocar y mover la pelota teniendo a un Ferreyra, Fredes y Batión inspirados. Sus ataques más dañinos eran por la derecha de la última zaga Xeneize. Farias solo frente a Ustari erró, insólitamente, el gol. Luego, Rosales de cabeza volvió a fallar increíblemente y la cosa, por lo menos en fútbol, se había emparejado. El Rojo era más preciso en sus ataques, llegaba con más hombres hasta el arco del riachuelo por eso que tanto ir e ir provocó el gol en contra de Caruzzo a los 22’ tras centro de Ferreyra, justo premio, hasta allí, para la visita, 1 a 0.

El local ofendido en su orgullo por haber estado mostrado su mejor juego del torneo, fue a buscar el empate rápidamente. 4’ después de un centro desde la izquierda de Sánchez Miño, Silva cabeceó con furia y estampó el 1 a 1. Boca se sentía superior, tranquilo, sabiendo que se seguir así y con el contexto a favor el segundo tanto era cuestión de minutos. Los de Falcioni tuvieron que esperar hasta el minuto inicial de la etapa complementaria cuando Sánchez Miño robó en el medio campo, pasó a dos rivales y de zurda liquidó la historia, 2 -1 final. Boca mereció el tercero pero la parsimonia de saberse ganador lo relajó demasiado. ¿Lo mejor? La actitud del equipo, el juego vistoso, la vocación ofensiva de los once jugadores donde la figura fue Sánchez Miño. Notables estuvieron Viatri y Silva, Erviti recuperando, Schiavi y Caruzzo sólidos en el fondo. La única sensación que quedó fue la gran falta de marca que tiene Albín en el fondo, lugar por donde los de Gallego hicieron daño, y la escasa recuperación de Somoza. Así, de esta manera el futuro es bastante alentador. Con 16 unidades, en siete jornadas, Boca mira a todos desde bien arriba.

Twitter: @juarezriquelme

Dejá tu comentario

About The Author

Related posts